viernes, 25 de diciembre de 2015

TEATRO ROMANO DE REGINA, MONTEMOLÍN, MONASTERIO DE TENTUDIA.

Debido a la cercanía con Sevilla, Badajoz es una provincia muy propicia para realizar escapadas cortas, de uno o dos días y ver los tesoros que esconde.

Comenzamos con la Alcazaba árabe de Regina. Con unas vistas impresionantes y en cuyo interior alberga una antigua basílica Visigoda.








Los restos de la ciudad romana de Regina Turdulorum, ubicada en el cruce de las calzadas que unían Córdoba con Mérida.  Lo más destacable de esta ciudad es su gran Teatro con capacidad para más de mil espectadores.





Continuamos con otra alcazaba, en este caso en la la localidad de Montemolín, la Alcazaba de Montemolín.





Un lugar aconsejable para descansar y tomar un tentempié es sin dudas el  embalse de Tentudia




El Monasterio de Tentudia es una construcción del s. XIII ordenado construir por el Maestre Pelay Pérez Correa. Cuenta la leyenda que dicha construcción fue ordenada tras implorar este maestre a la virgen para que no se pusiera el sol y ganar la batalla, ya que se acercaba la noche y no la obtenía. El sol se detuvo e Pelay pudo obtener la victoria.


El retablo, obra de Niculoso Pisano, es una de las perlas que guarda este monasterio.



El claustro da acceso a varias estancias y en su patio podemos observar un aljibe.





Las vistas exteriores son impresionates, pudiendo avistar numerosas rapaces.


En Santa Olalla de Cala podemos visitar el Castillo del mismo nombre, ordenado construir por Sancho IV en 1293, conjuntamente con otros castillos como el de Cumbres Mayores, pertenecía a la Banda Gallega.








También podemos visitar la Iglesia de la Asunción, del siglo XIV que conjuga estilos góticos y mudéjares. 




Además podemos visitar en Santa Olalla de Cala los restos de un antiguo puente romano, en muy mal estado.